Nota para los padres: ¡no tiren las obras de arte de sus hijos!

Lunes, Junio 3, 2013
One StarTwo StarsThree StarsFour StarsFive Stars (Sin calificaciones)

¡No puedo creer que el año escolar ya esté terminando! Esto significa que tengo un montón de trabajo para armar los programas de verano para mis 3 hijos, pero también significa que necesito emprender la misión de archivar documentos que me prometí completar para las tareas de mis hijos.

No hace falta decir que mis ocupados hijos (uno de ellos en edad preescolar, otro en jardín de infantes y otro en segundo grado) han creado tantos documentos maravillosos (sí, ¡soy una mamá orgullosa!) a lo largo de los años, que deseo conservarlos. Desde que eran niños, he compilado recuerdos, tarjetas, tareas, trabajos de arte, por mencionar algunos, en cajas etiquetadas para cada uno de ellos. A medida que crecen, y las pilas de papel solo aumentan, me estoy dando cuenta de que no puedo conservar 18 cajas (18 años = 18 cajas) por cada uno de mis hijos por cada año de sus jóvenes vidas (serían 54 cajas en el caso de mi familia).

Atesoro sus trabajos de arte y trato de colgar sus “obras de arte” más recientes en nuestro tablero familiar que está colgado en nuestra cocina. A medida que roto el trabajo de arte a lo largo del año en el tablero, inevitablemente uno de mis tres hijos encuentra su “obra de arte” en el cesto de basura. Y ya sabes lo que sigue: “Mamá, no puedes tirar mi dibujo del elefante. ¡Es mi favorito!”. Me rindo, y desde luego, conservo sus trabajos de arte “favoritos” porque, bien, “¡son todos favoritos, mamá!”.

Así que ahora que junio se aproxima, me veo obligada a enfrentar la alta pila de papeles de dos pies que he intentado esconder en los cajones del escritorio. Y de hecho la enfrenté. Pero antes de dedicarme a los métodos de mi locura de archivar documentos digitales, debo decir que es divertido revisar el trabajo de los niños desde el inicio del año escolar y ver cómo han progresado a fin de año (escribir entre las líneas, como ha mejorado escritura, etc.). De nuevo, ¡les dije que soy una mamá orgullosa! Bien, volviendo a la tarea que nos ocupa. A continuación, un rápido vistazo de cómo decidí organizar y digitalizar las “obras maestras” de mis hijos:

1. Clasifiqué las GRANDES pilas de papeles haciendo una pila separada para cada uno de mis hijos (si tienes un hijo, esta tarea será sencilla).

2. Organicé por materia cada una de las pilas: trabajos de arte, ortografía, matemática, periódicos, abecedarios, etc. y puse los artículos en orden cronológico para el año escolar.

3. Creé carpetas para cada uno de mis hijos en nuestra computadora, p. ej., “Jack 2º grado 2013”.

4. Con mi ScanSnap, escaneé a PDF las pilas de papeles organizadas según cada una de las materias mencionadas arriba y etiqueté los archivos correspondientes en las carpetas, p. ej., “Pruebas de ortografía de Jack de 2013”.

5. Escaneé a JPEG (de nuevo, usando mi ScanSnap) cada trabajo de arte y los guardé en sus carpetas asignadas. Ahora planeo subir estos JPEG y hacer un video de música usando Animoto (es gratuito) para compartirlo con el resto de la familia. También quiero crear sus propios libros de arte usando Shutterfly. Con suerte, pronto me dedicaré a eso.

6. Fotografié los trabajos de arte en 3-D que no se pueden escanear y subí esas fotos a las carpetas de cada uno de mis hijos.

7. Hice copias de seguridad de todas las carpetas guardadas en mi disco duro externo y en mi cuenta de almacenamiento en línea Dropbox

8. Y en último lugar, aunque no menos importante, di un gran suspiro de alivio cuando me sentí una madre organizada y me deleitaba al pensar ¡cuánto me agradecerán mis hijos por tener estas “obras maestras” guardadas electrónicamente dentro de 25 años!

Archivado: ,